Definición de la marca

Definir qué se entiende hoy por "marca" no es una tarea fácil porque por un lado el concepto ha cambiado mucho a través del tiempo y además existe una diversidad muy grande de opiniones sobre el tema. Lo que si es claro es que existe una tendencia importante a que el concepto de marca sea cada vez más amplio y abarque más elementos. Las distintas definiciones de marca utilizadas a través del tiempo hacen evidente esta tendencia. 

La palabra brand, marca, se deriva de la voz nórdica antigua brandr, y significa “quemar”, ya que la marca era la manera de "marcar" animales para identificarlos. De acuerdo con la American Marketing Association, una marca es un “nombre, término, signo, símbolo o diseño, o una combinación de éstos, cuyo fin es identificar los bienes y servicios de un vendedor para diferenciarlos de la competencia”. Esta definición concibe la marca esencialmente como un "identificador" de productos o servicios. Con el tiempo, el rol de la marca se fue ampliando y se extendió al resto de las comunicaciones de un producto e incluso de una empresa y así pasó a ser entendida como una idea central que una organización comunica para explicar qué la distingue de la competencia. En este contexto, la marca se definía como "la esencia de la historia única que una organización quiere contar." o "una promesa de valor de una compañía, producto o servicio." 

Hoy la marca es entendida como un conjunto de percepciones que el público tiene sobre la organización y se define como "una idea singular de la cual una organización se adueña en la mente del consumidor." o "la suma de percepciones y expectativas que tiene el consumidor sobre una organización."  En conclusión, vemos que no existe una única definición de qué es una marca, pero si una tendencia a que el concepto sea cada vez más amplio, integegral, intangible, emocional y sobre todo definido a partir de una perspectiva externa.