Expresar

El objetivo de esta etapa es crear una identidad de marca para la organización que le de vida a la erstrategia definida. Para esto es importante crear un nombre y un logotipo distintivos que proyecten la estrategia de marca y comuniquen la esencia de la organización y desarrollar una nomenclatura clara y un lenguaje de marca propios que proyecten una imagen consistente y unificada.


Nombre y nomenclatura

Un nombre no es sólo una palabra. Es el significado y las asociaciones que se construyen alrededor del nombre a través del tiempo. En esta etapa, creamos un nombre memorable que identifica la organización y la distingue en su entorno. Además ideamos un sistema de nomenclatura para determinar cómo extender nombres existentes, cuándo crear nombres nuevos y qué tipos de nombre son más apropiados para los productos y servicios.

Al finalizar esta etapa, la organización cuenta con un nombre final registrable en todas categorías y mercados relevantes y un sistema de nomenclatura que abarca todos los nombres productos y servicios de la organización y los agrupa en familias para hacer que oferta de valor sea más fácil de entender.

 

Logo e identidad visual

El logotipo es la expresión más visible de la marca. Es la firma corporativa bajo la cual la organización se identifica. En esta etapa, creamos un logotipo que sintetiza la esencia de la marca en una expresión gráfica singular. También desarrollamos un lenguaje propio para la marca a través de una mezcla de recursos como tipografías, colores, imágenes y mensajes. El logotipo y los componentes del lenguaje de marca se aplican a diez piezas de comunicación para ejemplificar su uso.

Al final de esta etapa, entregamos un logotipo final en el formato acordado entre ambas partes y un manual de identidad donde se describen las reglas de uso del logotipo y de los componentes del lenguaje de marca; así como los estándares de aplicación a los distintos materiales de comunicación de la organización.